View site in: English | Spanish

Descargar [PDF – 631 KB]

Stope the Clot, Spread the Word

¿En camino al hospital? Hable de esta lista de verificación del plan de prevención con el médico.

Mejórese. No tenga un coágulo de sangre.

Antes de ser hospitalizado

Antes de salir del hospital

Cuando vuelva a casa

  • Hable de sus factores de riesgos potenciales y antecedentes familiares con el médico.
  • Pregunte si va a necesitar un tratamiento para prevenir coágulos de sangre mientras esté en el hospital.
  • Asegúrese de que todos sus médicos sepan del riesgo que tiene de presentar coágulos de sangre y pídales un plan de prevención.
  • Pregúntele a su médico cómo prevenir coágulos de sangre una vez que esté en casa.
  • Hable sobre los signos y síntomas de los coágulos de sangre.
  • Asegúrese de saber qué hacer si tiene signos y síntomas de un coágulo de sangre.
  • Siga las instrucciones y tome los medicamentos como fueron recetados.
  • Muévase. Si está confinado a una cama o silla de rueda, pídale a alguien que lo ayude a mover los brazos y las piernas.
  • Los riesgos de coágulos de sangre siguen existiendo 90 días después de una hospitalización u operación. Avísele a su médico si tiene algún signo o síntoma de un coágulo de sangre.

Factores de riesgo

Signos y síntomas

Mis notas

Verifique los factores de riesgo que corresponden a su caso y hable con el médico de lo siguiente:

  • Hospitalización, traumatismo físico, operaciones.
  • Falta de movilidad, estilo de vida inactivo.
  • Embarazo y hasta 3 meses después de que nazca el bebé.
  • Cáncer y su tratamiento.
  • Antecedentes familiares o personales de coágulos de sangre.
  • Uso de anticonceptivos o terapia hormonal con estrógeno.
  • Tabaquismo.
  • Sobrepeso.
  • Tener 55 años o más.
  • Afecciones de largo plazo, como afecciones cardiacas o pulmonares, o diabetes.

Busque atención inmediata si presenta signos o síntomas de un coágulo de sangre:

Coágulos de sangre en la pierna o el brazo:

  • Hinchazón de la pierna o el brazo
  • Dolor o sensibilidad que no son causados por una lesión
  • Piel que se siente caliente al tacto o que está enrojecida o descolorida

Coágulos de sangre en los pulmones:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho, que empeora con una inhalación a profunda
  • Toser o toser con sangre
  • Latidos del corazón más rápidos de lo normal o irregulares

Para obtener más información, visite www.stoptheclot.org/spreadtheword